4 febrero, 2019

LAS 10 CLAVES PARA TRIUNFAR CON TU PLAN DE PENSIONES

Leo con asombro los datos publicados por Pablo Fernández en su estudio “rentabilidad de los fondos de pensiones en España. 2013-2018.

Así, compruebo que la rentabilidad promedio de los fondos de pensiones de los 385 planes con más de 15 años de historia es del 2,11%, frente al 4,55% de la rentabilidad de los bonos a 15 años  y del 5,33% de la rentabilidad promedio anual del Ibex. Un auténtico desastre.

Si a eso sumamos que los partícipes suelen tomar decisiones irracionales a la hora de ponderar uno u otro mercado, supone un cóctel que merma de manera muy significativa el fruto de nuestros ahorros a largo plazo.

Por lo que me parece imprescindible que todo ahorrador que se plantee cuidar de sus ahorros a largo plazo cumpla las siguientes reglas.

1.- DETERMINAR CUÁL ES TU HORIZONTE TEMPORAL

No es lo mismo empezar a ahorrar a los 30 años que a los 55. En el primer caso el horizonte temporal es de 37 años, siempre que nos jubilemos a los 67, en el segundo caso solamente es de 12 años. A mayor plazo, mayor exposición a renta variable. No deben preocuparnos las caídas de los mercados de renta variable cuando nos faltan varios lustros para conseguir nuestra jubilación. Justo en el otro sentido, no debemos exponer a bolsa nuestro ahorro si debemos disponer de él en el corto plazo.

2.- EMPEZAR A AHORRAR AL INICIAR LA VIDA LABORAL

Si las empresas están obligadas por ley a reservar un 10% de sus beneficios en concepto de reserva legal, debemos asimilar que es igualmente recomendable ahorrar cuando se empieza a trabajar. Sana costumbre que nos dará grandes alegrías en el futuro. Por ello, es imprescindible que una vez uno se incorpora al mercado laboral debe iniciar un plan de ahorro sistemático a largo plazo.

3.- LA CAPITALIZACIÓN DE INTERESES O LA OCTAVA MARAVILLA DEL MUNDO

¿Sabías que si ahorras 100€ al mes desde los 30 hasta los 67 años destinarás al ahorro menos de 45.000€ y que se pueden convertir en más de 300.000€? ¿El secreto? La capitalización de intereses, pues actúa como una bola de nieve deslizándose por una ladera. Cuanto más tiempo transcurre, mayor se hace. Por eso es muy importante empezar a ahorrar cuanto antes. Y conseguir “intereses sobre nuestros intereses”

4.- ELEGIR UN BUEN PLAN DE PENSIONES

Habitualmente los bancos nos “enchufan” el producto de campaña que tienen por colocar. Pero es fundamental elegir bien ¿sabías que el mejor plan de pensiones de renta variable en los últimos 15 años ha ganado un 282% y el peor ha perdido un 59%? Supongo que te haces una idea de lo que supone elegir bien o mal. Para ello debes buscar planes de pensiones consistentes, eso es que tengan buenos resultados en períodos largos de tiempo. Siguiendo la clave anterior, no solamente es preciso elegir un plan de pensiones sino adaptar tu inversión a los ciclos económicos y vitales. Quiero decir que debes ir adaptando tu inversión en función de tu edad y las circunstancias macroeconómicas del entorno.

5.- RENTABILIDADES PASADAS NO SUPONEN RENTABILIDADES FUTURAS

¿Sabías que la mayoría de planes de pensiones que lideran las tablas de rentabilidad un año, no repiten al año siguiente? Es vital seguir periódicamente las inversiones para buscar siempre caballo ganador.

6.- SER DISCIPLINADO. REALIZAR APORTACIONES PERIÓDICAS

¿Sabías que uno de los mejores fondos de renta variable americana, el Magellan de Fidelity dio una rentabilidad media anual entre 1977 y 1990 del 29%? Lo curioso es que la mayoría de sus partícipes perdió dinero ¿cómo puede ser? Pues muy sencillo: los partícipes entran mal en los mercados y salen peor. Por eso es imprescindible ser disciplinado.

Olvídate, es imposible predecir lo que van a hacer los mercados. No creas a los gurús que te cuentan qué mercados serán los ganadores. El mejor remedio para “no correr detrás de la rentabilidad” es no perseguirla. Así, se demuestra empíricamente que lo más razonable es aportar una cantidad fija cada mes independientemente del comportamiento de los mercados.

 7.- ¿REALMENTE NECESITAS UN PLAN DE PENSIONES?

Todo lo que he explicado hasta ahora lo encontrarás en cualquier manual básico de inversiones. Por lo que te sugerimos que ahorres cuanto antes sí o sí. La pregunta es ¿a través de qué instrumento hacerlo? Planes de pensiones, planes de ahorro, aportaciones a fondos de inversión, PIAS,…? Para contestar esta importante cuestión es preciso que te dejes recomendar por un asesor financiero independiente. Los productos deben adaptarse a ti y no al revés. Así, los planes de pensiones interesan a partir de determinados niveles de renta, los PIAS son interesantes por su especial fiscalidad en el rescate,…. No elijas por azar o el primero que te pongan encima de la mesa. Dependerá de tus circunstancias personales y expectativas

8.- VIGILA LAS COMISIONES

Tanto si eliges un plan de pensiones como cualquier otra fórmula de ahorro, las comisiones son determinantes para tener éxito en un futuro. Hay que leer la letra pequeña. En términos tenísticos debemos evitar “cometer errores no forzados”. Podemos equivocarnos en decisiones más complejas, pero esto es una obviedad y no debemos cometer este error.

9.- DÉJATE ASESORAR DE FORMA INDEPENDIENTE

Es imprescindible tomar decisiones apoyado de la mano de un profesional que alinee sus intereses a los tuyos. No te dejes llevar por tus intuiciones o miedos. Seguramente errarás en la elección. Ten en cuenta que varios de los últimos premios Nobel de economía han caído de la mano de psicólogos. Y lo que hacen es analizar como los humanos tomamos decisiones irracionales que nos perjudican en nuestras elecciones, especialmente en lo referido en el ahorro. Por ello, lo más rentable es diseñar un plan, ponerlo en marcha y controlarlo. Todo ello bajo asesoramiento financiero.

10.- NO LO TENGO CLARO

Si todavía piensas que no es necesario iniciar cuanto antes un producto de ahorro teclea en google: “viabilidad del sistema público de pensiones”. Más que deprimirte te animamos a poner solución a un más que probable problema futuro.

David Albacete Sánchez. Presidente de Qrenta, A.V., S.A.